Ferrada & Asociados
Intranet Webmail RSS RSS
Twitter  Facebook
Empresa Servicios Clientes Asociado Publicaciones Artículos Contáctenos
Buscar
Búsqueda avanzada
Acceso Clientes
Usuario
Contraseña
¿Olvido su contraseña?

Miembro de

Asociado a
Tecniprevensa

FERRADA & ASOCIADOS LTDA.
Av. 11 de Septiembre Nº 1881
Of. 1620, Providencia - Chile
Fono: +562-4405100
Celular: +569-92334459
Email: info@a-riesgos.cl

 

 
Inicio > Artículos Técnicos
Imprimir Enviar Agrandar Achicar
Fatiga en la Conducción
La actividad de conducir está condicionada por las circunstancias del entorno, las condiciones del vehículo y el estado del propio conductor.

INTRODUCCIÓN

La fatiga es un estado psicofísico que produce una disminución de las facultades y que se manifiesta mediante una serie de síntomas, que se exponen a continuación.

Normalmente, está asociado a un trabajo prolongado y monótono y tiene efectos negativos sobre la calidad y precisión de las maniobras realizadas en la conducción.

1. ALTERACIONES PRODUCIDAS POR LA FATIGA.

Entre las alteraciones producidas por la fatiga y que deben ser tomadas como serio aviso por los que manejan un vehículo, se destacan:

  • Cambios Fisiológicos Transitorios.
  • La fatiga se manifiesta por la aparición de cambios de postura, continuos movimientos, parpadeo constante, sensación de pesadez de cabeza, cefaleas, etc.
  • Deterioro de la Actividad Útil.
  • Disminución de la eficacia en la ejecución de maniobras (torpeza), menor número de correcciones en la dirección, aumento del tiempo de reacción e, incluso, aparición de somnolencia.
  • Actitudes Agresivas hacia los demás Conductores.
  • Estas alteraciones aumentan a medida que el conductor se aproxima al destino y contribuyen a una aceptación mayor del riesgo.

FACTORES QUE POTENCIAN LA FATIGA

La fatiga puede estar motivada por:

a.- Factores del Entorno:

  • Camino defectuoso.
  • Elevada densidad de tráfico.
  • Obras en carretera.
  • Carretera monótona.
  • Cambios de luz en el atardecer o amanecer.
  • Mala visibilidad (lluvia, niebla o nieve).

b.- Factores del Vehículo:

  • Ruidos del vehículo o de la carga.
  • Diseño deficiente en mandos y asientos.
  • Problemas en la dirección o suspensión.
  • Exceso de calefacción o ventilación defectuosa.
  • Iluminación deficiente.
  • Ambiente interior viciado (humo de cigarrillos, etc.).

c.- Factores del Propio Conductor:

  • Períodos de conducción prolongados.
  • Períodos largos de concentración.
  • Mala posición en el asiento.
  • Velocidad excesiva.
  • Conducir con hambre o sueño.
  • Ingerir alcohol.
  • Realizar comidas copiosas.

3. RECOMENDACIONES

Existe una amplia serie de consejos que pueden paliar los efectos de la fatiga; de entre ellos destacan los siguientes:

  •  Interrumpir el viaje, como mínimo cada 150 o 200 kilómetros o cada 4 horas y pasear durante un cuarto de hora tomando bebidas refrescantes.
  • Realizar una alimentación ligera para no favorecer el sueño.
  • Lavarse con agua fría o, incluso, dormir si la fatiga es intensa.
  • No ingerir tóxicos como alcohol, tabaco, estimulantes, etc.
  • Tener en cuenta que determinadas preocupaciones (trabajo, familia, etc.) facilitan la aparición de la fatiga.
  • Mantener la temperatura adecuada, ya sea mediante los sistemas de calefacción o de aire acondicionado, abriendo, en ambos casos las ventanillas periódicamente para renovar el aire e impedir que las emanaciones de gases queden retenidas en el vehículo.
  • Evitar en el vehículo ruidos y vibraciones.
  • No adoptar malas posturas, dejando separación entre el asiento y los muslos, para favorecer la circulación sanguínea y apoyando la espalda en el respaldo.

RECUERDE

  • Un conductor fatigado es un riesgo para sí mismo y para los demás conductores en la vía.
  • La mejor manera de evitar la fatiga es descansar.
  • La fatiga es más notoria cuanto mayor es el conductor.
  • A partir de la primera hora y media empieza a relajarse la atención y comienza la fatiga.

CONSEJOS PRÁCTICOS

  • Utilice prendas cómodas para conducir y un calzado ligero que no resbale sobre el pedal.
  • Procure que las comidas que realice antes de conducir sean suficientes pero no copiosas.
  • Beba jugos y suficiente agua.
  • No recurra a tóxicos como el alcohol, el tabaco o los estimulantes.
  • Ventile el vehículo y renueve el aire de su interior con frecuencia.
Contáctenos    |    Términos y condiciones de los servicios - Todos los derechos reservados Ferrada & Asociados Ltda. © 2017